martes, 19 de febrero de 2008

Columbia Cruce de Los Andes - 2008


Febrero 2008 Bariloche, Argentina - Chile

Esta carrera para mi, fue de suma importancia, mas en cuanto a lo emocional que a lo deportivo. Con lo cual, va este relato consecuentemente basado en anécdotas y sentimientos mas que en descripciones de recorridos o tiempos realizados
El “Cruce” fue la primera carrera desde que comencé a transitar por las carreras de aventura hace 10 años, que tuve como objetivo. Esas que uno dice “ésta es LA CARRERA”. Y este año, por suma de oportunidades se dio finalmente.
Por ese motivo también fue que la elección del compañero fue importante, y se apoyaba mas en un sentimiento de amistad, que en lo que podíamos rendir deportivamente.
Y salió todo redondo. Tuvimos una preparación previa excelente, luego de los 42K, nos preparamos para esta carrera y llegamos en perfecto estado, con una idea fuerza “disfrutar la carrera, que estos tres días sean de fiesta”.
Fuimos 5 equipos del grupo más otros que conocíamos de momentos anteriores, del foro, de carreras pasadas, de vernos por Palermo.
El día de la acreditación fue, como todas, con algún que otro desacople administrativo. Eso no fue problema. El clima de fiesta que rondaba entre nosotros y entre todos los corredores fue sensacional. Da gusto ver tanta gente con ganas verdaderas de pasarla bien.
El primer día de carrera ha llegado, tempranito a orillas del Mascardi, fresquito y a mi compañero .. se le ha ocurrido olvidársele el chip en el hotel !! Tema solucionado, con el mío dijeron que bastaba y que informemos en cada llegada y salida. Todo bien.
Salimos. Amigos y familiares que no corrían y se vinieron a hacer el aguante.
Pocas veces tuve una emoción tan grande de comenzar una carrera.
El recorrido fue espectacular, totalmente aprovechable en cuanto a disfrutar de los paisajes, colores, y cambios ritmos. Pasamos por agua, hubo subidas, bajadas pronunciadas donde no veías mas que el polvo que se levantaba, senderos donde no podías levantar la vista del piso por que sino te caías. Y fueron varios los revolcones que se vieron!! Rubén, mi compañero, con calambres que hicieron bajar el ritmo y subir su bronca. Él, tratando toda la carrera de pedirme perdón, yo toda la carrera tratando de que entendiera que no importaban los tiempos, nuestra carrera era disfrutarla al rimo que se pueda. Y finalmente ya llegando, cruzar el río Manso, congelado que te atravesaba los huesos, pero que al salir sentías que fue tan reparador para tus músculos.
Y la meta, allá a metros. El primer día adentro. Y el abrazo con tus amigos que ya llegaron, y el esperar en la llegada a los restantes que lleguen. Pensar en ir a buscar el mejor lugar para la ubicación de las carpas? ni hablar. No podíamos perdernos la satisfacción de ver en los rostros de nuestros amigos el placer de haber logrado este primer tramo. Llegamos todos bien, salvo Clara con torcedura de tobillo. Una lástima, llegaba con muchas expectativas, venía muy bien (terminaron los dos primeros días terceros), pero la torcedura la llevo a terminar abandonando en la tercer etapa.
Después si, con todos adentro, a llevar container, a armar las carpas, a comer algo.
El campamento muy lindo, la gente espectacular, algunos nos bañamos en el lago, y hubo tiempo para mates, charlas, hablar con gente desconocida pero con tus mismos gustos … y después el video, la charla técnica, cenar y dejar todo listo para el día 2.
Qué temprano nos despertábamos! Estaba tan oscuro y tan fresco … Y salimos, segundo día mas rápido, menos técnico. A pesar de hacer gran parte de camino de autos, se pudo apreciar buenos paisajes. Y segundo día, adentro. Así, rapidito. Llegamos con algo de llovizna pero no molestó como para armar carpas. Todo bien.
Este segundo día con más tiempo de descanso. Pampa Linda, un lugar divino para estar. Lástima el agua tan fría q no te podías ni asomar.
La mañana siguiente.. guau, q temprano, q oscuro, q frío. Salimos en grupos como el día anterior. Con Rubén largamos en punta en el nuestro, y la mantuvimos alrededor de 1 km, a paso firme, hasta que la mochila de mi compa se abre y se cae todo. Paramos para poner todo en su lugar y continuar. No se imaginan la calentura de este señor!! Intentaba calmarlo y focalizarlo de nuevo en la carrera. Continuamos, retomamos el paso, retomamos la cordura .. hasta llegar al mallín, donde se tropieza y se va de boca, se levanta recaliente y se cae para atrás, se lo rompe la mochila y tiene q atarla para que no le vaya chingada… No se imaginan el estado en que estaba Rubén, y ni me imagino las cosas que le pasaron por la cabeza. Lo bueno de todo, fue que no se quedó con la calentura, sino que pudo salir de ahí, y como yo le decía, “hagamos nuestra carrera, no importan los tiempos ni el puesto de llegada, disfrutemos de lo que estamos viviendo”
Y a pesar de todos los “contratiempos” que tuvo pudo sobrellevarlos y continuar.
Llegamos a Frías y los últimos 3 km fueron largos. Nos estaban esperando (que lujo) dos amigas en la llegada que se vinieron desde Chile. Cruzamos el arco, y un abrazo interminable y sentido, resumiendo los 3 días vividos y las expectativas generadas desde hace un tiempo a esta parte. Se cumplió lo más importante, llegamos, bien, y disfrutamos la carrera de punta a punta.
Y como las etapas anteriores, me quede esperando al resto del grupo, Diego y Martín ya habían llegado. Excelente performance!! Luego llegaron Chari y Carina. IMPRESIONANTE !!! con todas las letras. Al toque, Carlitos y Dani, arrastrando renguera.
Emprendimos el viaje de regreso, bajada, alentando a la gente que venia subiendo, almuerzo escueto, espera en Pto. Blest hasta las 20 hs, con la compañía de la gente y algunas cervecitas y fritas. Que ricas estaban !! Catamarán hasta Pto, Pañuelos. Lindísimo viaje.

Ahora algo personal.
Muchas gracias a la gente de PULVER que nos apoya en cada entrenamiento y nos posibilitó estar hidratados, barras proteicas y todos los suplementos de primera calidad.
A todos nuestros compañeros que nos alentaron desde Bs.As., siguiéndonos por Internet.
A Pablito, que esta vez no fuiste de la partida, te extrañamos.
Flias. Alvarez y Chilibroste, gracias por bancarnos en las salidas, en las llegadas y por estar. Adri, por estar en la llegada y la buena onda.
Myr, que puedo decirte, un sol de verdad, siempre atenta. Un beso enorme y gracias.
Dani, tu buena onda es espectacular, y una persona excelente. (pero dormí de una vez)
Rubén, pasaste por situaciones complicadas y te sobrepusiste con mucho huevo. Formamos una pareja, que creo se complementó muy bien, me emocionó mucho el abrazo final. Gracias x hacer esta carrera juntos y poner todo el corazón para llegar.
Cari, te conocimos un poco mas estos días, y sos una gran compañera. Un lujo.
Martín, un grande, buena onda y un andar x las piedras digno de un cabrito. (largá el pulver)
Diego y Carlitos, grandes amigos, unos tipazos, los llevo en el corazón.
Clari, gracias x hacernos ver una nueva forma de entrenamiento, por tu calidez de persona y quedate tranqui, que la próxima vez saldrá mejor. No siempre se puede.
Chari, un esfuerzo impresionante, rendiste mas de lo que imaginabas y muchos imaginaban; en parte por tu compañera como bien decís vos, pero fundamentalmente por vos, por tus ganas de superarte y por tu ganas de no fallar a quien tenés al lado. Estoy sumamente orgulloso de vos, y más como persona.
A mis Chiquis que se quedaron esta vez en Buenos Aires, estuvieron siempre en mi mente, en mi alma y en mi corazón y alegran mi vida diariamente.




2 comentarios:

anita dijo...

Hola Eloy, no se si veras esto por aca, imagino que si...

recién leo lo que fue para vos el cruce, me acuerdo cuadnollegué yo, que estabas esperando a tu gente que llegue.

qeu lindo fue todo... pensar que pasó hace dos meses, a mi se me antoja que fue hace años... jaja, no se bien por que.

Te felicito, me encantó como lo contaste, como lo viviste.

un beso grande!

Cokino dijo...

Felicitaciones loco!!! Fue un flash!!

Buscar este blog